El régimen local español provincia. organización y competencias

Memorias coloniales. Años después, en el Tratado de París deEspaña negoció con Francia la partición del territorio y comenzó la ocupación, que se fue consumando de una forma muy lenta.

Su control sobre una población escasa fue bastante tenue, debido a que ésta era mayoritariamente nómada dedicada al pastoreo, aunque con contactos regulares con las ciudades en torno al comercio.

Ello a su vez provocó cambios sociales y la rearticulación de las estrategias y demandas políticas de los africanos frente al gobierno colonial. La primera parte se centra en las exploraciones mineras llevadas a cabo a lo largo de todo el territorio sahariano, y que darían lugar al descubrimiento e inicial explotación de fosfatos.

Los primeros indicios de la existencia de oro negro datan dedescubiertos por la americana Kerr McGee y la francesa Total Fina. Habría que esperar casi veinte años para que tras la aprobación de la Ley de Investigación de Hidrocarburos en se concedieran licencias de exploración a diversas empresas, nacionales y fundamentalmente extranjeras, que realizaron inversiones por un importe de 3.

Por lo tanto, la retirada de las empresas petroleras se debió tanto a motivos económicos como a la incertidumbre e inseguridad que encontraban en el marco jurídico. Las inversiones necesarias para la explotación del mineral en relación con la calidad y el precio del fosfato en aquel momento hacían inviable económicamente el proyecto, aunque los ingenieros de ADARO señalaban la oportunidad política que suponía el hallazgo, por lo que recomendaban su explotación.

Sin embargo, pese al informe de los expertos, el proyecto se paralizó en Muy probablemente esto se debió a que ya existían presiones políticas para racionalizar el gasto del INI, como se mostró en con el cambio en el mecanismo de financiación de la corporación industrial 7 englobado en las transformaciones de la economía impulsadas por el nuevo equipo económico del ejecutivo y el Plan de Estabilización.

Ello estuvo rodeado de problemas técnicos, pese a que se contó con la colaboración de tecnología y de empresas extranjeras, principalmente de Alemania y Francia. Por otra parte, el fracaso de los proyectos petrolíferos, y pese a los problemas técnicos y económicos, hizo que el gobierno español decidiera reforzar su apuesta por los fosfatos 9.

La inversión de ENMINSA pasó de 4 a millones de pesetas de a ver tabla 1pese a que la actividad exploratoria se paralizó en el bienio como consecuencia de las negociaciones con International Minerals and Chemicals Corporation, empresa con la que se intentó una suerte de alianza. Inversión, en millones de pesetas de Paralelamente se encontraron otros minerales —potasio y cobre- aunque en magnitudes muy inferiores, así como indicios de la existencia de uranio, hierro y agua.

La capa de fosfato estaba a una profundidad de cellulitis icd 10 years metros, lo que facilitaba enormemente su extracción, y tenía un grosor de 5,60 metros. Las reservas totales se estimaron en 1. La inversión fue de 72 millones de dólares San Martín,p En las colonias francesas de la región, el Rassemblement Démocratique Africain aunaba a muchos de los partidos que reclamaban mayores derechos políticos y sociales para los africanos y la desaparición del orden colonial.

Desdeel Frente de Liberación Nacional protagonizaba una sangrienta guerra en Argelia contra la metrópoli. El levantamiento provocó la operación aérea de los ejércitos español y francés operación Teide-Ecouvillon : el gobierno de París temía las repercusiones que la independencia de estos territorios podría tener para sus colonias de Mauritania y Argelia.

A partir de se desplazaron muchos de los destacamentos desde la zona norte del protectorado marroquí ya independiente, tales como la legión y el batallón del fuerte de Cabrerizas Altas en el Rif.

La razón hay que encontrarla en el papel central que jugaban los chiuj como principales intermediarios, y su interés por mantener instituciones que los reforzaban en su papel de autoridad administrativa y jurídica.

El Decreto de 21 de noviembre de pretendía adaptar la organización judicial al resto del Estado en el marco de la provincialización, pero su misma existencia muestra ya el tratamiento diferenciado que el territorio va a seguir experimentando. El Gobernador General castrense, constituía precisamente la principal continuidad con la situación anterior, y lejos de la figura del gobernador civil de otras provincias, aunaba aquí el poder civil y militar La presidencia del Cabildo era nombrado por Presidencia del gobierno a propuesta del Gobernador, y estuvo ocupado durante toda su existencia por dos chiujJatri Uld Said y Seila Uld Abeida Desde entonces, la cuestión de las colonias españolas sería tratada en el Comité de los veinticuatro de la organización, siendo merecedoras de resoluciones anuales en las que se instaba a España a descolonizar los distintos territorios.

En se celebraron elecciones por primera vez en el territorio, en el que votaron un total de 9. Un factor clave sería el desarrollo experimentado en la industria de extracción de los fosfatos. No obstante, el nacimiento de la empresa estuvo rodeado de importantes dificultades.

Por aquel entonces, el INI había cambiado su estrategia reduciendo notablemente su protagonismo en la industria nacional y buscando un espacio subsidiario basado en el apoyo a la iniciativa privada. La nueva empresa no encontró todo el apoyo extranjero que habría deseado y tuvo que afrontar las inversiones con una escasa participación extranjera. Pese a ello, destacaron los acuerdos con el banco francés Cofimer y préstamos obtenidos por importe de 4,5 millones de dólares por parte de los estadounidenses Eximbank y First Wisconsin National Bank para la compra de material americano.

Otras empresas alemanas fueron las encargadas de construir instalaciones anexas a la producción del fosfato, como las plantas tratamiento. Empresas americanas como Calex, Gulf, Arco, Mt-r regimen 6x1 y Union obtuvieron concesiones para la exploración de campos petroleros en zonas cercanas a la costa, sin que se conozca el hallazgo de crudo.

Habría que esperar hasta para que la mina estuviera en condiciones de tener una producción regular. El fosfato sahariano podría hacer competencia al mineral marroquí, que por aquel entonces era ya uno de los primeros actores en el mercado internacional.

La mayor parte de la producción se llevaba a la península y se destinaba al consumo nacional. También se construyeron viviendas dedicadas a alojar a los trabajadores de los fosfatos, que pasaron de en a 2.

Por ello, impuestos creados por las CCAA son muy escasos el impuesto sobre el juego del bingo en Cataluna, Murcia y Valencia o el impuesto sobre tierras infrautilizadas en el marco de la Ley de Reforma Agraria de Andalucia.

Fluorosis and relation to dental caries

Asimismo, al ser también politicamente impopular, las CCAA tampoco se apresuraron mucho en hacer uso de la posibilidad de establecer recargos sobre impuestos estatales. Un caso famoso ha sido el recargo sobre el IRPF impuesto por la Comunidad Autônoma de Madrid, que en marzopor razones politicas y después de una intervenciôn del Gobierno central ante el Présidente de esta Comunidad Autônoma, fue suprimido.

Como consecuencia de esta resis- tencia a ejercitar su poder impositivo, y de la insuficiencia de las transferencias estatales para financiar los costes reaies de los servicios transferidos, numerosas CCAA se han visto obligadas a endeudarse fuertemente. No obstante, hay que reconocer que la implantaciôn del sistema definitivo de financiacion ha ofrecido varias ventajas a las CCAA.

Su libertad de decision sobre el destino de sus ingresos ha crecido por la ampliaciôn de la parte de la financiacion incondicionada en las transferencias estatales.

Que es régimen nominal

También es un hecho a valorar positivamente el que el volumen total de las transferencias estatales a las CCAA haya aumentado. Sin embargo, a pesar de estos y otros progresos, la autonomia financiera de las CCAA, tanto en lo que concierne a sus ingresos como en lo que se refiere a la vertiente del gasto, sigue siendo relativamente débil en comparaciôn con los Estados-miembros de los Estados fédérales, la participaciôn de las.

Una mayor autonomia financiera de las CCAA en el futuro no sera posible sin su voluntad de asumir mayores cuotas de corresponsabilidad fiscal. Tienen que estar dispuestas a compartir con el Estado la impopular tarea de creaciôn y recaudaciôn de impuestos, sin olvidar, naturalmente, las mejoras y ventajas que se pueden conseguir mediante una prudente politica de gastos.

Por otra parte, el Estado tiene que estar dispuesto a céder a las CCAA la adminis- traciôn y los ingresos de otros impuestos, p. Algunas deficiencias del modelo transitorio de financiaciôn también persisten en el sistema definitivo.

Las asignaciones de los Presupuestos del Estado a las CCAA para la garantia de un nivel minimo en la prestaciôn de los servicios pûblicos fundamentales en todo el territorio espanol, previstas en el articulo La distribuciôn de los recursos de este fondo entre las CCAA se efectûa aplicando diversas variables socioeconômicas. Teniendo en cuenta que el paro es el principal problema de Espana en los anos ochenta, la ponderaciôn vigente de la variable tasa de paro es totalmente insuficiente.

Si se parte de la opinion de que el FCI deberia ser ùnicamente un instrumento de politica regional a favor de las zonas menos desarrolladas, también séria conveniente reconsiderar la variable saldo migratorio, porque recientemente hay tendencia a que algunas de las regiones mas desarrolladas sufren una cierta emigraciôn que les favorece en el reparto de los recursos del FCI.

Por ultimo, hay que acabar con el doble papel que juega el FCI como instrumento de la politica regional por un lado y, por otra parte, como ûnica fuente de ingresos si se exceptûa el endeudamiento para financiar inversiones nuevas de las CCAA.

En la prâctica, han surgido en no pocas ocasiones conflictos entre ambas funciones FCI. De todas formas, séria conveniente convertir el FCI en un instrumento exclusivamente para la politica regional, lo cual se acomoda con mas propiedad al sentido previsto por la Constituciôn espanola para este instrumento financiero. Ya en la sesiôn del Consejo de Politica Fiscal y Financiera del 7 de. Entretanto las criticas vertidas por las CCAA p.

Asi, el Gobierno balear ha recurrido este sistema ante el Tribunal Constitucional porque, segûn su opinion, no toma en consideraciôn suficientemente las desventajas que sufre esta Comunidad Autônoma a causa de la insularidad. El Senado. El Senado del Estado de las Autonomias no es en absoluto equiparable con las segundas câmaras del mismo nombre en los Estados fédérales, ni tampcco con el Bundesrat en la RFA, que, caso especial, no es clasificable estrictamente como una segunda câmara de un sistema bicameral.

Mientras que los Estados-miembros en los sistemas fédérales a través del Senado o del Bundesrat obtienen una representaciôn a nivel federal y pueden, importante, participar en la formaciôn de la voluntad del legislador central, el Senado espanol no puede, al no cumplir estas funciones, considerarse, una câmara representativa de las CCAA Esto se demuestra sobre todo en su composiciôn, ya que solo un pequeno numéro de senadores actualmente 47 son nombrados por los Parlamentos autonômicos, en tanto que la mayoria de los restantes senadores se eligen a nivel provincial directamente por la poblaciôn cuatro por cada provincia.

El Senado es, por tanto, aunque se le encomiendan ciertas funciones respecto a las CCAA entre otras, câmara de primera lectura para el reparto de los recursos del FCI en el marco de las Leyes de Presupuestos del Estado, câmara de primera lectura para la autorizaciôn de convenios de cooperaciôn entre CCAA y foro del debate anual sobre el Estado de las Autonomias una segunda câmara que en comparacion con el Congreso de los Diputados solo juegaun papel secundario.

No es exagerado decir que el Senado hoy dia es un ôrgano inûtil y superfluo, por cuanto, al reproducir las mismas mayorias politicas que el Congreso, no hace sino retrasar innecesariamente el procedimiento legislativo. Una supresiôn de. Una reforma del Senado en esta direcciôn, le permitiria servir como un lugar de ex-ante-clearing para la soluciôn politica de conflictos entre el Estado y las CCAA, conflictos que con demasiada frecuencia han de ser resueltos en la actualidad por el Tribubal Constitu- cional, sobrecargado con trabajo en estos asuntos Si se quiere convertir al Senado en un ôrgano que ejerza las mismas funciones que las câmaras de los Estados fédérales, es obvio que es necesaria una reforma de la Constituciôn, sobre todo en lo que se refiere a la regulaciôn de la composiciôn del Senado en el marco del articulo Pero por varias y justificadas razones politicas no es conveniente alterar hoy dia, diez anos después de la aprobaciôn de la Constituciôn, el consenso constitucional que tan dificil resultô conseguir.

Todas las fuerzas politicas relevantes coinciden en que primero es oportuno reforzar las funciones del Senado respecto a las CCAA a través de una reforma de su Reglamento.

En este sentido, el PSOE propone, entre otras cosas, una mayor comparecencia de los Consejeros autonômicos en las comisiones sectoriales del Senado. AP, por su parte, propugna que los Présidentes de los ôrganos ejecutivos y legislativos de las CCAA puedan solicitar la celebraciôn de sesiones de la Comisiôn de Autonomias y de Organizaciôn y Administraciôn Territorial para comparecer ante ella e informar sobre cuestiones de su comptencia. Ambas propuestas podrian, por lo menos, otorgar al Senado el papel de un foro debate en el que las CCAA expresen pûblicamente sus posiciones.

La coordinación y cooperación entre el estado y las comunidades autónomas. Aunque es cierto que el Estado de las Autonomias por la estructura y funciôn actual de su Senado, por su genesis las CCAA son el resultado de la descentralizaciôn de un Estado unitario ya existente y no al rêvés Estados con soberanias originarias que se federan para crear un nuevo sujeto politico y por otras razones, no se puede clasificar como Estado federal. El marco disenado por la Constituciôn de ofrece el suficiente apoyo para organizar las relaciones entre el Estado y las CCAA segûn los principios y las técnicas del federalismo cooperativo Estas posibilidades para obtener un elevado grado de coordinaciôn y cooperaciôn, tanto vertical como horizontal, apenas se han aprovechado.

La cooperaciôn horizontal entre las CCAA llevado a cabo en base a convenios o acuerdos, previstos en el articulo Madrid, Castilla-Leôn, Castilla- La Manchao desarrollada mediante formas institucionalizadas de cooperaciôn p. Respecto a la mâs frecuente cooperaciôn vertical entre el Estado y las CCAA se observa cierta preferencia para la cooperaciôn bilateral a través de convenios o acuerdos, o mediante encuentros informales.

Asimismo, hay escasas instituciones de cooperaciôn multilateral, en las que, semejanza de las Bund- Lander- Ausschùsse Comisiones- Bund- Lander en Alemania, todas las CCAA se encuentren paritariamente con los représentantes de la Administraciôn central. Por contra, el legislador estatal, en la Ley de incentivos régionales del 23 de diciembre deha evitado poner en prâctica una cooperaciôn multilateral como la que existe en la RFA respecto a la planificaciôn y financiaciôn conjuntas Bund-Lander en el marco de las llamadas tareas comunes Gemeinschaftsaufgabenque incluye entre sus âmbitos también a la politica regional Ausschuss fur die Rahmenplanung der Gemeinschaftsaufgabe Verbesserung der regionalen.

Uno de los ôrganos que podria servir como foro idôneo para una cooperacion multilareal, el Consejo Econômico y Social, previsto en el articulo El Consejo Econômico y Social, en preparation desde y compuesto por los représentantes de los sindicatos, de los empresarios y por expertos independientes nombrados por el Gobierno nada tienen que ver — ni por su composiciôn ni por sus funciones — con el creme anti ride pour 40 ans 0800 del mismo nombre previsto por la Constituciôn.

La integraciôn de Espana en la Comunidad Europea presumiblemente impulsarâ la coordinaciôn y cooperacion en el Estado de las Autonomias. El Gobierno central y los Gobiernos régionales estân obligados a implementar las normas y politicas policies de la CE. En una amplia gama de materias todos los très nivelés de decision, el supranacional, el estatal y el regional, intervienen a la vez con sus policies.

Es en el terreno de la politica regional, en el que interviene la CE a través del FEDER, donde, segûn mi opinion, esta progresando actualmente mas la coordinaciôn y cooperacion. Ademâs, esta en preparaciôn un convenio de coordinaciôn y cooperacion entre el Estado y las CCAA para regular las relaciones con la CE. Teniendo présente que el Estado de las Autonomias tiene très nivelés de Administraciôn pûblica Estado, CCAA, Entes Locales cuyas actuaciones, dado la vigente distribuciôn competencial pueden o deben converger necesariamente sobre un mismo espacio fisico o en torno a una misma materia, la coordinaciôn y cooperacion entre las très Administraciones résulta una conditio sine qua non para lograr una actuaciôn administrativa rentable, cohérente, eficaz y sinergética A partir del verano deel debate sobre el desarrollo del Estado de las Autonomias hacia un Estado federal, llevado a cabo en la politica y en el.

Estas propuestas, en mi opinion, son acertadas y se mueven en la direcciôn adecuada porque recomiendan algo que, con la excepciôn de una reforma auténtica del Senado, se puede desarrollar perfectamente con la Constituciôn vigente. Muchas de estas propuestas toman como punto de referencia o modelo el federalismo cooperativo de la RFA.

A este respecto, conviene formular algunas réservas. A mi juicio, la recepciôn del modelo alemân es muy idealista. Se echa un poco de menos la reflexion sobre las deficiencias funcionales y las deficiencias a la hora de resolver problemas, que la larga experiencia prâctica del federalismo cooperativo en la RFA nos ofrece y que ya han sido tema del anâlisis cientifico por el Derecho y sobre todo las Ciencias Politicas alemanas en torno al concepto de Politikverflechtung También se deberia profundizar la reflexion en lo que se refiere a las diferencias notables del contexto econômico y social entre ambos paises — la heretogeneidad de Espana con desequilibrios econômicos régionales muy acentuados y con el problema de nacionalismos fuertes, e.

No obstante, a pesar de estas réservas, es cierto que la utilizaciôn de técnicas de coordinaciôn y cooperaciôn segûn el modelo del federalismo cooperativo es una condiciôn imprescindible para el futuro funcionamiento del Estado de las Autonomias. La Constituciôn vigente ofrece muchas posibilidades para esto; lo que hace falta es la voluntad politica de aprovecharlas, es decir el espiritu de cooperaciôn y un clima de confianza mutua entre el Estado y las CCAA. Por ultimo, en este balance de una década de experiencia prâctica del Estado de las Autonomias tampoco se debe olvidar que el proceso de descentralizaciôn del Estado se encuentra en el marco de un proceso de modernizaciôn de la Administraciôn pûblica, que es una de las tareas de reforma mas importantes de la democracia espaîiola.

En este sentido existen muchas esperanzas en torno a la descentralizaciôn, porque Espana en su historia no ha conocido como otros paises p. Nohlen y A. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos sin el permiso de los titulares.

Vuelve a intentarlo pasados unos minutos. Para verificar tu cuenta y poder finalizar el proceso de quitar manchas caries, por favor, introduce a continuación el que te hemos enviado a la cuenta de email: Revisa la carpeta de spam o correo no deseado por si se hubiera almacenado en ella.

Comprobar código. Información adicional. He leído, entiendo y acepto la politica de privacidad. Procesando su petición